jueves, 14 de junio de 2012

Impulsan proyecto de ley para que los contadores puedan iniciar el trámite jubilatorio de terceros

En la actualidad, los contadores públicos forman parte esencial en las tareas que deben llevar adelante los particulares que inician sus trámites jubilatorios.
Esto es así, debido a que mucha de la información que deben presentar los interesados ante la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), tiene una gran relación con las funciones que cumplen estos profesionales.

Liquidación de haberes, confección de certificados de servicios prestados, asesoramiento laboral y previsional, son algunas de las tareas que éstos llevan adelante en su vida diaria y que están asociadas directamente con la jubilación.

Sin embargo, paradójicamente, la normativa vigente tiene vedada la posibilidad de que sean ellos quienes, en representación de los interesados, presenten el trámite de inicio.

En este escenario, asoma un proyecto de ley que busca incorporar a estos profesionales en la actividad.

En efecto, los diputados Jorge Álvarez (UCR) y Roberto Pradines (Demócrata de Mendoza) presentaron una iniciativa que busca extender a los contadores la posibilidad de presentar el inicio del trámite en nombre de terceros. Para acceder al texto completo haga clic aquí.

Los especialistas consultados por iProfesional.com ven con muy buenos ojos la propuesta ya que, según aseguraron, en la actualidad si bien realizan todas las tareas previas, terminan siendo otros profesionales quienes se benefician económicamente con el servicio.

El proyecto por dentro

El texto presentado recientemente en la Cámara baja propone modificar algunos artículos de la Ley 17.040 (de Previsión Social, Apoderados y Gestores).

Sin dudas, el más relevante es el primero, que establece lo siguiente:
La iniciativa aclara que "la representación de los Contadores Públicos requerirá, para su acreditación, la previa legalización de la firma por el Consejo Profesional donde el mismo estuviera inscripto".

Además, propone que se fijen para éstos "las mismas limitaciones en cuanto a los montos de los honorarios que se encontraban ya vigentes".

Entre los fundamentos de la norma, los diputados mencionan que "el profesional en ciencias económicas de hecho participa activamente en todas las instancias administrativas que hacen a la obtención final del haber jubilatorio y sus reajustes, así como también del manejo integral de la documentación tanto laboral como previsional de quienes se encuentran en condiciones de obtener estos beneficios".

Asimismo, destacaron que "desde el punto de vista académico existen en los diferentes planes de estudio de la carrera de contador público, que se dictan en todas las universidades del país, asignaturas relacionadas con el tema".

Afirmaron que es comprobable que éstos "continúan su actualización en forma permanente, asistiendo a cursos, jornadas, posgrados, congresos, seminarios, que son ofrecidos por las organizaciones profesionales que los agrupan".

Por todo ello, estimaron que "se encuentran habilitados para representar a quienes deban recurrir ante los organismos nacionales de previsión".

La propuesta será analizada por las Comisiones de Previsión y Seguridad Social y por la de Legislación Penal.

Repercusiones de la iniciativa

Consultados al respecto, los especialistas dieron cuenta de los argumentos que hace que consideren la iniciativa como muy buena para la profesión.

Al respecto, Teresa Gómez, socia del estudio Harteneck - Quian - Teresa Gómez & Asociados, indicó que "la modificación intentada en la Ley 17.040 es de gran acierto".

Según la experta, "la competencia asignada por la Ley 20.488 (de Ejercicio Profesional) le permite actuar en éste y otros campos de acción que deberían serle consentidos, por ejemplo, en el TFN en materia aduanera".

Por otra parte, la especialista señaló que "ha de considerarse que el plan de estudios de la carrera tiene una amplitud tal que dota al cursante de conocimientos concretos en varias áreas temáticas".

"Estos profesionales no ignoran, sino que manejan idóneamente aspectos contables, económicos, tributarios, previsionales, jurídicos, procesales, administrativos, sistémicos y muchos otros", sostuvo Gómez.

La especialista remarcó que durante años los contadores fueron "encerrados" en dos tópicos puntuales: "auditoria" e "impuestos".

"Sin embargo, con el correr de los años, resulta fácilmente comprobable que tanto la carrera de grado como la continua actualización que ejercitan les permiten plasmar todas las facetas de sus incumbencias con alto grado de expertise", concluyó Gómez.

Por su parte, Mónica Román, Consejera Titular del Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño (Cpcecaba), destacó que "el proyecto de modificación de la Ley 17.040, tan ansiado por los contadores público, está propiciando que puedan ser representantes de sus clientes a los fines de gestionar el beneficio previsional".

"En otras palabras esta reforma esta receptando los hechos que acontecen en realidad, toda vez que una persona que gestiona su beneficio previsional, con años como trabajador de autónomo requiere de trámites ante la AFIP que, en general, realiza un profesional en ciencias económicas. Aunque el sujeto contrate a un abogado", expresó.

La especialista también resaltó que es "usual la intervención de un contador cuando se trata de trabajadores que inician la solicitud del beneficio previsional, sea por pedido de su empleador o por motus propio, ya que se requiere de las presentaciones de las certificaciones de servicios que son gestionadas en general por el profesional del empleador, quien ahora también podrá asistir al dependiente en su tramite jubilatorio".

"Recordemos que esta actuación está limitada a poder acompañar al futuro jubilado a la ANSES y patrocinarlo en el trámite administrativo", concluyó Román.

En tanto, el consultor tributario Iván Sasovsky sostuvo que "no puedo hacer otra cosa que festejar éste proyecto de modificación legal, no sólo porque implica el reconocimiento legítimo de una de las incumbencias que la profesión toda ha luchado para conquistar".

"En términos técnicos, sin dudas la carrera contiene en su currícula todas aquellas materias necesarias como para poder afrontar la tarea", indicó.

El especialista destacó que "el antecedente de patrocinio ante diferentes estratos como el Tribunal Fiscal de la Nación -en el que los profesionales están habilitados para actuar en las cuestiones impositivas y aduaneras que se tramitan ante la AFIP, organismo donde además se encuentran las tareas relacionadas con el sistema previsional-, ha funcionado exitosamente".

Por último, Sasovsky remarcó que "revisar este tipo de incumbencias profesionales no es un hecho menor, sino que implica el reconocimiento de una situación que modifica el status quo, y que necesariamente conlleva la puja sobre la legitimización de situaciones que, de hecho o derecho, implican la necesariamente presencia de un contador público".

Fuente: Iprofesional.com